Con el confinamiento social obligatorio del pasado año se produjo un cambio importante en el comportamiento y los hábitos de compra de los consumidores. Ahora, los usuarios se muestran mucho más reflexivos a la hora de adquirir productos. El uso de estrategias de influencer marketing post-covid está suponiendo una ventaja competitiva frente a aquellas marcas que no lo utilizan.

La prueba está en que, con el cierre de muchas actividades, las limitaciones en la movilidad y las medidas de seguridad, muchas marcas tuvieron serias dificultades para crear contenidos que realmente consiguieran alcanzar a sus públicos objetivos. Y aquí los influencers han tenido un papel esencial. Además hay que tener en cuentra el cambio que se está observando, según apunta Acceso 360, que las marcas dejan atrás una comunicación centrada en el producto por una DESTINADA A RESALTAR LOS VALORES INTANGIBLES DE LA MARCA.

Las marcas ven el influencer marketing post-covid como un puente de conexión con su público objetivo. Por tanto, ahora buscan bajar la comunicación hacia el plano más personal entre el influencer como representante de los valores de marca, y las personas que le siguen y se fideliza con ella.

En este sentido, también irrumpe con fuerza el marketing de nostalgia. Las marcas han podido comprobar cómo la evocación de tiempos “mejores” antes de la pandemia resulta altamente efectivo para construir un vínculo emocional con los consumidores. Por ello, la tendencia es a elaborar estrategias de comunicación con influencers muy centradas en el contenido y el storytelling.

Más información en este enlace.