Os habréis fijado, seguro, que con el calor todavía sobre nosotros, los centros comerciales ya comienzan a poner los reclamos de la Navidad… Es más: pasada la castañada… ya estamos en Navidad.

La explicación es sencilla, la necesidad de las empresas de posicionarse en el mercado antes que la competencia: y si comienzas la campaña antes, los consumidores, sí o sí, van comprar el doble. Vamos a caer en la tentación, al menos, dos veces.

Según Nielsen, la costumbre de comprar todo lo necesario para la Navidad durante las fiestas, ha pasado a mejor vida: cuanto más se alargue el período de compras, más se vende. Hay que tener en cuenta que para muchas empresas, en estas semanas se concentra hasta el 40 o 50% de las compras del año.

Y la muestra la tenemos en el Black Friday, que se ha convertido en la previa de la campaña navideña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *