El consumo principal del vídeo sube a pasos agigantados. El incremento de plataformas como Instagram, YouTube, Tik Tok o Twitch se explica mayormente por la apuesta que hacen por el vídeo. Así, los expertos prevén que para el 2022 el 82% del tráfico de internet lo generará contenido en vídeo.

Los datos, sin duda, sitúan este formato en lo más alto de internet. Según Forrester, un minuto de vídeo tiene el mismo impacto en un usuario que 1,8 millones de palabras. Otro dato que refuerza esta idea es que una persona tiene un 41% más de posibilidades de hacer clic en un vídeo que en un texto. Por este motivo, las marcas y empresas están centrando su atención en este formato y cada vez apuestan más por el vídeo en sus perfiles de redes sociales.


Otros datos de interés